Paréntesis.com

Crea tu cuenta y gana premios, trofeos y puntos para convertirte en un experto en tecnología. Presume y conéctate con todos tus amigos en redes sociales.
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Salud y Ciencias
  4. ¿Por qué usar lentes para ver en 3D?

¿Por qué usar lentes para ver en 3D?


 

La industria del cine y la televisión cada vez está más involucrada en una tecnología que aunque no es nueva, sí es sumamente atractiva: la tercera dimensión (3D).

Aunque técnicamente la proyección de cine tridimensional nació hace muchas décadas (la primera película en 3D fue estrenada en 1922), es en estos días cuando los filmes de este tipo tienen mayor popularidad. 

 

Para aprovechar los beneficios de la tridimensionalidad, es necesario utilizar lentes especiales, ¿pero por qué son imprescindibles?    

 

En realidad, la proyección en tres dimensiones (alto, ancho y profundidad) no existe, se trata de un efecto visual generado por la forma en que se muestran las imágenes.

 

La imagen en 3D se genera por dos imágenes, las cuales se sobreponen y proyectan en ángulos diferentes en una pantalla, es decir, ligeramente desalineadas. Cuando el cerebro nota las dos imágenes, instintivamente trata de alinearlas poniendo una en primer plano.

 

El resultado da una sensación de profundidad y, en consecuencia, la impresión de que algunos objetos están más cerca que otros.   

 

 

Al ver una pantalla plana, todo se encuentra a la misma distancia, en dos dimensiones (alto y ancho). Para generar el efecto, es necesario atraer parte de la imagen hacia un primer plano y dejar otra en segundo plano.

Es aquí cuando los lentes especiales hacen su trabajo. Existen cuatro técnicas de proyección en 3D: anaglifo, polarizado (o pasivo), activo y parallax (esta última no requiere el uso de este producto). 

 

 

Anaglifo

 

Requiere el uso de los lentes que tienen un cristal azul y otro rojo.  Al ver una imagen, el cristal azul oculta los tonos azules y deja pasar los rojos, mientras que el rojo oculta los tonos de color rojo y deja pasar los azules. 

 

 

 

Cada ojo percibe colores diferentes, a pesar de que provengan del mismo objeto. Cuando el cerebro intenta unir las dos imágenes, pone una sobre la otra y crea la sensación de profundidad de campo.

 

Las desventajas de esta técnica es la pérdida de intensidad en los colores, además de cansancio visual cuando se usan los lentes por mucho tiempo.

 

Polarizado o pasivo


Es la más utilizado en los cines actualmente. La diferencia es que no hay necesidad de vidrios de colores para bloquear determinados matices, por eso tampoco hay pérdida en la tonalidad de los colores.

 

 

 

En la sala de cine se emiten dos imágenes distintas, cada una de ellas con una polarización diferente. Al usar los lentes, el ojo izquierdo identifica imágenes de un ángulo y el derecho sólo capta las proyectadas desde un ángulo diferente, con lo que se genera el efecto de profundidad.

 

Activo


Los lentes de tecnología 3D activo son los que más se utilizan en los televisores en estos días. Utilizan un chip que sincroniza la frecuencia de las imágenes emitidas por el televisor con la imagen que los lentes deben leer. El obturador activo que incorporan alterna rápidamente las imágenes en cada ojo, lo que genera la ilusión de 3D.   

 

Un punto en contra es que son caros y no siempre son compatibles con todos los televisores. Uno a favor, la fidelidad de los colores que ofrecen es mucho mejor en relación con las otras técnicas. 

 

Hace unos días, Samsung, Panasonic, Sony y X6D Limited (Xpand), anunciaron una iniciativa para perfeccionar el estándar Full HD de lentes 3D, con la finalidad de que se puedan utilizar en cualquier televisor 3D nuevo, sin importar la marca.

 

Julio Meneses, gerente de producto para televisores Samsung, dijo que la idea es contar con un producto generalizado, que permita a los usuarios de lentes 3D activos tener la mayor calidad en la visualización de imágenes.

 

Precisó que estos accesorios tienen  un amplio ángulo de visión (178 grados) e inclinación (45 grados). "Además, al usar Bluetooth, el usuario se puede alejar hasta 10 metros del televisor. Finalmente, son los más ergonómicos y fáciles de usar".

 

 

Las empresas que están desarrollando el nuevo tipo de lentes esperan tenerlo listo para incluirlo en los productos que se venderán el próximo año.

 

Es decir, trabajan a contrarreloj, y es que necesitan cambiar la percepción de los consumidores. De acuerdo con los resultados de un estudio sobre lentes 3D de la consultora Nielsen, 57 por ciento de la gente no comprará televisores 3D porque requieren el uso de lentes; 90 por ciento dijo que no quiere usar gafas, ya que son estorbosas y no permiten hacer otras cosas.  

 

Parallax


La más reciente tecnología de proyección en tercera dimensión, llamada barrera parallax, parece tener buen futuro, ya que no necesita el uso de lentes. Su funcionamiento es parecido a la técnica de polarizado, sólo que las dos imágenes proyectadas se separan gracias a una barrera o filtro que se encuentra en la propia pantalla del televisor.

 

 

 

¿Los lentes 3D tienen futuro? Habrá que esperar lo que ofrezca el nuevo estándar y su calidad de imagen.

 

 

 

 

Escribe tus comentarios o dudas aquí. (Paréntesis responde de lunes a viernes de 9:00 a 18:00)