parentesis.com/

Google Chromecast llega a México


Este pequeño dispositivo del tamaño de una memoria USB tiene el poder de convertir cualquier televisión con una entrada para HDMI en una tele inteligente.

por: Celia Ramírez Zolezzi

Una gran noticia llegó el día de hoy por parte de Google, y es que la empresa anunció que por fin llegará a México uno de los dispositivos más populares y exitosos en el mundo de la tecnología en los últimos meses, Chromecast.

 

Este pequeño dispositivo del tamaño de una memoria USB tiene el poder de convertir cualquier televisión con una entrada para HDMI en una tele inteligente, ya que el artefacto permite transmitir cualquier contenido de gadgets móviles, ya sea Android, iOS (iPad, iPhone) e incluso laptops con Mac o Windows a tu pantalla.

 

De esta forma, con solo conectar el Chromecast a tu tele, podrás disfrutar de todos tus contenidos, películas, videos, series o apps en una pantalla más grande. Adicionalmente, si estás en tu computadora, podrás mostrar cualquier cosa que estés viendo desde el navegador Chrome en tu tele.

 

Nota relacionada: ¡Gracias Google por el nuevo Chromecast!

 

Un aspecto que ha hecho tan popular al Chromecast es su precio, ya que este pequeño USB se vende por solo $35 dólares (alrededor de $500 pesos mexicanos) en los Estados Unidos, una cantidad realmente baja para las grandes posibilidades que ofrece.

 

Mientras esto ocurre, por supuesto podrás seguir usando tu celular o tablet para cualquier otra actividad, con la posibilidad de usar éste como un control remoto. Asimismo, cualquier miembro de la familia puede transmitir los contenidos de sus gadgets en cualquier momento, de forma rápida y fácil.

 

Nota relacionada: Sony le hará competencia al Chromecast de Google

 

El lanzamiento oficial de Google Chromecast en México será el próximo miércoles 5 de noviembre, así que estén al pendiente en Paréntesis para conocer los puntos de venta y el precio en nuestro país.

 

 

Nos interesa tu opinión:

- ¿Qué te parece el Google Chromecast?

- ¿Lo comprarías?

Comenta: