Video: reseña Samsung Galaxy S7 edge

Marzo 17, 2016

por: Carlos Peña

9.4 Excelente
precio aproximado: $17,599
  • Pantalla de gran calidad
  • Cámara
  • Velocidad
  • Resistente al agua y polvo
  • Calidad de audio
  • Batería de larga duración
  • Cámara frontal
  • Versión Exynos sin QC 3.0

Entre Parentesis

Si bien existen características que otros smartphones de gama alta tienen y este Galaxy S7 no, sí es uno de los teléfonos que reúnen el mayor número de funciones de última generación que lo convierten un teléfono potente y estéticamente atractivo.

Una excelente primera impresión

 

 

 

De primera vista los nuevos Galaxy son casi iguales al S6 y S6 edge, sólo que éstos tienen un display más grande y una mejor distribución de la pantalla en el cuerpo del teléfono, además de que la sensación en la mano es completamente diferente y esto se debe a la curvatura que tienen en la parte trasera. Como lo menciono en el video de esta reseña, personalmente me gusta más la sensación de la generación anterior y estéticamente me parece que se veían más atractivos, sin emabrgo, también he platicado con gente que me dice que lo sienten más amigable en la mano, así que supongo que te recomiendo que sujetes ambos modelos para que decidas cuál te acomoda mejor porque si estás en busca de un Galaxy la diferencia entre los S6 y los S7 no es abismal y te voy a explicar por qué. 

 

 

La cámara ahora está mucho más pegada al cuerpo, por lo cual el lente está menos expuesto a daños cuando lo ponemos boca abajo (sin funda protectora) en superficies rugosas, aunque las palmas se las lleva la ranura microSD, una función que nos quedamos extrañando en la versión S6. Algunos usuarios de Galaxy S6 me decían que no era algo que les afectara porque prefieren llevar todo en el interior del teléfono pero creo que son más lo que independientemente de dónde guarden los archivos, prefieren tener la opción a expansión porque los 32GB de la versión básica tampoco son eternos, de hecho se acaban en tan sólo un par de meses. 

 


Otra característica que regresó del Galaxy S5 es la resistencia al agua, ambos teléfonos soportan agua y polvo. Gracias a su certificación IP68, se pueden sumergir por 30 minutos y a una profundidad máxima de 1.5 metros. No tiene un botón de acceso directo a la cámara pero con los botones de volumen se pueden capturar fotos debajo del agua. A diferencia de los S5 que tenían tapa removible y gomitas por dentro que si no estaban bien sellados dañaban el teléfono, ahora es un diseño unibody con conectores que soportan líquidos. 

Dimensiones

- Alto y ancho: 15 cm x 7.2 cm 
- Grosor: 7.7 mm 
- Peso: 157 gramos 

 

Samsung se vuelve a lucir con su pantalla 

 

 

La cubierta trasera y frontal vienen protegidas con Gorilla Glass de cuarta generación, lo malo es que sí se les nota mucho las marcas de los dedos aunque las tengas limpias pero esto no es problema propio de los Galaxy sino en general de todos los que usan este material. 

 

No veo cómo Samsung a estas alturas podría lanzar un teléfono que no deje satisfecho a un usuario en cuanto a la calidad de la pantalla, porque sin duda, es una de sus fortalezas en la gama media y alta. La resolución de este teléfono es QuadHD (1440 x 2560 pixeles), Super AMOLED y 534 ppi; en pocas palabras tiene todo: colores, brillo, contraste y muy buenos ángulos de visión bajo cualquier condición de luz. Sin duda uno de los puntos más fuertes de estos teléfonos porque además al ver videos, con o sin audífonos, la experiencia multimedia es excelente, la bocina tiene una muy buena potencia. 

 

Ambos teléfonos vienen con la función Always On, significa que la pantalla siempre está encendida mostrando fecha, porcentaje de batería, hora y notificaciones. Es una opción atractiva, pero tampoco única de Samsung, además, me gustaría que las notificaciones que se muestran en la pantalla fueran de aplicaciones que usamos de forma más cotidiana como WhatsApp y redes sociales. Lo que destaca a Always On es que no consume batería como pasa en otros celulares.

 

Pantalla Edge, la gran diferencia respecto al galaxy S7

 

 

En el caso de la pantalla Edge tenemos acceso a varios menús extras: acceso directo a tus apps más usadas; tasks edge, que son accesos directos no sólo a aplicaciones, sino a funciones específicas de aplicaciones como redactar un correo o tomar una selfie; tus contactos frecuentes y On Circle, un menú exclusivo para usuarios edge a los que les puedes enviar no sólo mensajes o hacer llamadas sino también fotos, emojis y mensajes personalizados, una de esas funciones que quizás no uses todos los días y que se limita sólo a usuarios Galaxy edge pero que la verdad es interesante, y por último una sección de noticas relevantes. Todas estas pantallas se pueden personalizar y además, con opción a descargar más de forma gratuita. 

 

Un poderoso malvavisco 

 

 

El sistema operativo evidentemente es Android 6.0.1 mejor conocido como Marshmallow, cuenta con 4GB de RAM y también dos versiones de almacenamiento interno de 32 y 64GB (menos los 8GB que ocupa Android) con la opción de expansión a 200GB con la ya mencionada tarjeta microSD.

 

El procesador es un tema truculento en estos teléfonos porque la versión que llega a México es la Exynos 8890 Octa Core (2.6 GHz + 1.6 GHz) de Samsung y en pruebas de desempeño el Qualcomm Snapdragon 820 es el que salió mejor rankeado. Aún así les puedo asegurar que para las tareas más demandantes yo no tuve problemas de lag o sobrecalentamiento con el Galaxy S7 ni Galaxy S7 edge.

 

Lo que sí está muy mal es que esto significa que en México no vamos a disfrutar de la tencología de carga rápida Quickcharge 3.0 de Qualcomm con la cual podemos tener hasta 80% de carga en aproximadamente media hora. Tampoco es que con Exynos cargue lento, poquito más de hora y media pero hubiera estado mucho mejor con Snapdragon

 

Una batería renovada

 

Samsung les puso un sistema de enfriamiento líquido que regula la temperatura del teléfono cuando está trabajando a marchas forzadas. Esta tecnología ya me había tocado probarla en otros celulares como el Lumia 950 así que no me pareció lo más innovador del teléfono pero me parece muy bueno que Samsung también lo implemente en su nueva familia. La capacidad de su batería es de 3600 mAh y la verdad es que sí se nota la diferencia respecto a su hermano menor, a pesar de que el S7 tiene una pantalla más pequeña y en demanda menos batería, en uso diario el S7 edge me aguantó como un verdadero guerrero. Aún en los días de más trabajo y actividad una sola carga me dio para un día completito sin tener que usar ahorrador de batería –recuerda que la pantalla siempre encendida de Always-on no chupara batería. 

 

Una cámara principal que me enamoró y una frontal que me decepcionó

 

 

Muchos están criticando el teléfono porque bajó de 16 MP a 12 MP y más aún porque otros teléfonos tienen 20 o más megapixeles pero recuerden que los MP no dictan en su totalidad la calidad de las fotos; quizás las fotos de un Sony Xperia, Motorla o un Lumia puedan ser más grandes en tamaño, pero ninguno de esos teléfonos tiene una apertura de diafragma de 1.7, lo cual quiere decir que le entra más luz al sensor y además, Samsung está apostando por Dual Pixels, que sirven para mejorar el enfoque por detección de fase, esto convierte a los Galaxy S7 edge en uno de los mejores, y aclaro, no los mejores, sino uno de los mejores para velocidad y precisión en enfoque automático.

 

 

 

 

 

Todo esto se traduce en fotos que destacan mucho de noche, en interiores, de retrato con el modo Enfoque Selectivo, y de detalle. Lo que sí no me gustó tanto es la cámara frontal de 5 MP, le reconozco que salen mejor iluminadas que por ejemplo con un iPhone 6 y con mayor ángulo de visión, pero en calidad se ven pastosas debido al modo de belleza que aún cuando tiene valores en cero, no proporciona tanto detalle. Como lo he comentado en la videoreseña, para selfies, la realidad es que sí tienen un mejor equilibrio entre iluminación y calidad los nuevos Lumia 950 y Sony Xperia Z5. 

 

 

 

La calidad del video es 4K, algo que ya habíamos visto en generaciones anteriores pero que no deja de ser un aspecto a destacar por la estabilización óptica del lente que incluso nosotros en Paréntesis hemos podido aprovechar para creación de videos profesionales. 

 

Veredicto


Los nuevos Galaxy S7 tienen todo lo que un usuario Android espera: cámara, pantalla, velocidad, tecnología, resistencia y batería pero aún con ellos en el mercado aún no puedo decir que estemos frente al smartphone perfecto. Hay cosas que he visto en otros teléfonos de última generación que estos Galaxy no tienen: de entrada la carga súper rápida que no tendremos en México; segunda: la conexión USB tipo C, un sensor de huellas digitales más rápido porque aunque éste tiene no es tan veloz como en los nuevos Nexus y Xperia –además hay que presionar el botón y después acceder al teléfono. 

 

No obstante, el Galaxy S7 edge es un verdadero representante de la gama alta, me queda claro que TouchWiz (la interfaz de usuario de Samsung) no ha logrado convencer a todos los usuarios de Android, pero por todo lo demás hay muy pocos "peros" que ponerle al celular y un año más ha puesto la vara muy alta para el resto de la competencia, incluyendo a teléfonos con sistema operativo diferente, y sí, estoy hablando del iPhone 7 de Apple que ahora, más que nunca, tiene que presentar una verdadera innovación o empezará a estancarse lentamente bajo la etiqueta de un teléfono popular pero poco vanguardista.

 

Si te gustó este celular, lo puedes adquirir aquí en Amazon o en Linio.

Nuestros lectores calificaron este producto con: 4

111 usuarios lo han calificado


Y tu... ¿Cómo calificarias este producto?
Ayuda a otros usuarios con tu opinión.

Nos interesa tu opinión:

  • ¿Quién crees que sea la principal competencia de este teléfono?
  • ¿Cuáles crees que sea la principal debilidad de este Galaxy?
  • ¿Qué le pondrías para que fuera perfecto?

Comenta: