parentesis.com/

Reseña: Ghost of Tsushima, ¿Valió la pena la espera?


¡Varios años pasaron para que Ghost of Tsushima viera la luz y ya está aquí!

por: Christopher Jiménez

 

Varios años pasaron para que Ghost of Tsushima viera la luz y pudiera ser reproducido en nuestro PlayStation 4, el estudio detrás de franquicias como Sly Cooper e Infamous nos presenta una aventura ubicada en el Japón feudal en los tiempos donde las grandes guerras y los samurái cobraban vidas, ¿Será que tanto retraso por parte de Suckerpunch haya sido fructífero para que este título se logre consagrar como una de las grandes exclusivas y despida al PlayStation 4 como se debe?

 

La historia se ubica en 1274 en la pequeña isla de Tsushima, que ha sido invadida por los temibles Mongoles liderados nada menos que por el nieto del legendario Genghis Khan, Khotun Khan, y que con su enorme ejército decide enfrentar a un pequeño grupo de valientes samurái liderados por Lord Shimura, junto a él se encuentra su sobrino Jin Sakai y quien se volverá el protagonista de este título. Jin tendrá que sacar adelante a su pueblo así como a él mismo dejando a un lado el estricto código samurái que desde niño se le ha inculcado y adquirirá técnicas de combate únicas que nos ayudarán a lograr su objetivo de traer paz a aquel territorio.

 

La primera impresión que nos brinda este título, si estás familiarizado con el cine del aclamado director japonés Akira Kurosawa, es estar dentro de una de sus películas porque los cuadros son sumamente detallados, la historia te engancha y los personajes se vuelven entrañables. No por nada al iniciar el juego nos pedirá distintos detalles a considerar, así como la cantidad de luz y sombras que podemos percibir, el tipo de sonido ya sea de las bocinas integradas a nuestra pantalla o un home theater.

 

También, nos da la opción de jugarlo de manera nativa” o con un filtro muy a lo Kurosawa, esto quiere decir totalmente en blanco y negro y con grandes toques de enfoque y detalle, de igual forma nos da la opción de elegir idioma inglés, español o en japonés que en lo personal recomiendo ampliamente para que se disfrute como se debe, un punto en contra sería que la expresión facial de los personajes es un poco robótica y errónea al momento de hablar ya que no coincide lo que está diciendo al movimiento de los labios pero este detalle ya es ponerse muy exigente porque a decir verdad son tantos los elementos por apreciar o incluso la historia que es muy basta y los diálogos de los personajes por leer que podemos dejar a un lado este pequeño defecto.

 

 

El apartado gráfico desde el tráiler se veía impresionante, paisajes llenos de vida, colores, texturas y demás factores que nos hacen sentir que estamos dentro de una pintura que cobra vida a cada segundo y que Suckerpunch ya nos había dejado claro las capacidades que tenía en la última entrega de Infamous Second Son”, cada paisaje está finamente detallado donde más de una ocasión te obligará a detener a Jin para apreciar cada detalle que compone el paisaje y por qué no tomar un par de screenshots para presumir gracias a su impecable Photo Mode que nos permite mover la cámara a todos lados y en distintos ángulos, así como decidir el clima y la hora del día, en mi experiencia jugando este título debo decir que más de una vez soltaba un wow” junto con un suspiro de solo admirar los paisajes, los templos, inclusive conforme vas avanzando en el juego y nuestro protagonista va adquiriendo diferentes atuendos estos mismos están creados con detalle de cirujano y vale la pena admirar de cerca.

 

Nuestro entorno está compuesto por exteriores llenos de vida y no lo digo sólo por las plantas y árboles que puedes encontrar, también por la fauna que se te acerca y que en algunos casos es bastante hostil con nosotros. Nuestro método de transporte será a caballo y debo decir que éste se siente muy bien al control, puedes percibir el peso del caballo y como sus movimientos son naturales, incluso cuando decides dar grandes saltos éste se caerá aventando a nuestro samurái por los suelos, detalles que se agradecen ya que están muy apegados a la vida real.

 

La música en este título es realmente hermosa ya que está compuesta por instrumentos japoneses lo que nos brinda una atmósfera extraordinaria. Se acentúa en momentos importantes de nuestra aventura así como en batallas con jefes o momentos críticos.

 

El mapa en Ghost of Tsushima al inicio se nos presenta oculto, es decir, sin posibilidad de poner objetivos o algo por el estilo, conforme vamos avanzando y logrando objetivos éste se empezará a visualizar dejando al descubierto detalles que al principio no podíamos apreciar, debo decir que los trayectos para descubrir el mapa en este título se disfrutan y se agradecen muchísimo, algo a destacar ya que en títulos similares de mundo abierto estos tienden a ser tediosos y aburridos, en este título siempre hay algo que encontrar, ver o descubrir, desde un campamento mongol que tenemos que derrotar, hasta grandes fuertes que tenemos que liberar.

 

 

Hablando un poco más de estos puntos que le dan mucha vida al título, como ya lo mencioné, encontraremos enemigos regados en el mapa, desde los que están juntos alrededor de una fogata hasta grupos en caballos que no dudarán un segundo en perseguirte para enfrentarte en una batalla, del mismo modo que podemos encontrar zorros que al seguirlos nos llevarán a templos Inari, que nos ayudarán a equipar a nuestro personaje con amuletos que ganaremos resolviendo misiones. Existen más detalles como estos, que hacen que nuestra aventura no sea del todo lineal o que los trayectos de punto a punto se vuelvan mucho más interesantes y que, como yo, quieras descubrir más, existen más de este tipo pero mejor prefiero no mencionarlos para no arruinar la experiencia de juego y que cada jugador vaya descubriéndolas y del mismo modo disfrutarlas.

 

¿Qué hay del modo de juego? Como ya te podrás haber dado cuenta este título tiene todo tipo de batallas desde las que son uno a uno al más puro estilo del viejo oeste donde tu timing será puesto a prueba ya que si decides soltar el botón a destiempo dañarán a Jin pero si lo haces en el momento indicado, se siente muy bien eliminar de un solo movimiento a nuestro oponente. Como ya lo dijimos, los samuraí se rigen por su estricta ética en el combate y en Ghost of Tsushima no es la excepción ya que el juego nos dará la opción de enfrentar a nuestros enemigos cara a cara como lo haría un verdadero samurái o en cambio podemos hacer otro tipo de tácticas como escondernos y sorprender a nuestros enemigos para que no alerten a los demás, este punto en lo personal lo agradecí infinitamente ya que me agradó poder atacar formando estrategias en lugar de lanzarme de inmediato al combate pero de ti dependerá.

 

La principal arma de Jin es nuestra katana, que contará con dos tipos de movimientos básicos, uno rápido y el otro un poco más lento pero con mucho más poder, entre mas misiones completemos mas habilidades podemos adquirir para equipar a Jin, tales como poder escuchar a distancia para sorprender a nuestros enemigos, lanzar Kunai (cuchillos), bombas pegajosas, de humo, explosivos, entre otras. Así mismo con nuestra katana podemos adquirir técnicas legendarias así como distintas posiciones que nos ayudarán a enfrentar cierto tipo de enemigos, de los que existen los clásicos que traen espada, así como los que portan lanzas o los que están cubiertos por grandes armaduras, dependiendo del enemigo es la posición que Jin adquiere y por consiguiente los movimientos que ejecuta con su katana. El modo de sigilo de Jin es muy satisfactorio ya que podemos adquirir habilidades del tipo ghost” que nos ayudarán a sorprender a nuestros enemigos y asesinarlos por detrás o caerles desde el techo de las casas y edificios.

 

Retomando el tema de combate cuerpo a cuerpo el tiempo de reacción lo es todo y pondrá a prueba nuestras habilidades con el control ya que nuestros enemigos no dudarán en lanzarnos ataques así como atacarnos entre dos o más a la vez para eliminarnos, en este título a diferencia de otros no podemos enfocar a un enemigo para que nuestro protagonista centre sus ataques sobre éste.

 

Cuando estés rodeado de enemigos en más de una ocasión darás golpes de espada al aire ya que no contamos con este sistema de concentrar nuestro poder en un objetivo, este punto puede ser un arma de dos filos porque al no tener forma de enfocar un enemigo hace que el juego fluya más natural y como sería en la vida real que dependiendo como te vayan atacando es conforme vas reaccionando pero en espacios pequeños o en peleas en interiores esto se vuelve muy caótico porque tienes que mover la cámara con el análogo y a veces sufrimos porque no gira como quisiéramos.

 

 

Los enemigos son muy variados en cuanto a habilidades y muy parecidos físicamente, en lo personal me hubiera gustado que la inteligencia de ellos fuera mucho mejor porque hay ocasiones en que literal estás escondido en los arbustos que están frente a ellos y no logran notar tú presencia, cosa que viéndolo fríamente y como jugador igual no te molesta mucho pero si se hubiera agradecido un poco más de reto, las peleas con los jefes están llenas de cinemáticas que te dejan con ganas de ver más y que se ve que se tomaron el tiempo de hacer que cada una de ellas se sienta única y se grabe en tu memoria, la dificultad de éstos es muy buena y más de una ocasión serás víctima de ellos pero cuando los derrotes sentirás esa sensación de poder y victoria.

 

A lo largo de nuestra aventura conocerás a personajes que te ayudarán a lograr tu objetivo pero siempre y cuando tú los ayudes con sus propias misiones, estos personajes conforme vayas avanzando en la historia se vuelven entrañables hasta el punto que generas grandes lazos con ellos. Jin nuestro protagonista no se queda atrás ya que generas un lazo tan personal con él que se nota mucho la diferencia del Jin con el que iniciamos al Jin que va creciendo a lo largo del juego.

 

En cuanto a las misiones están las que son trascendentales para la historia y que tienes que hacer sí o sí, están las que involucran a los habitantes de Tsushima y  están las misiones míticas, esto te lo digo de manera muy personal y es que todas y cada una están tan hermosamente detalladas que ninguna es un desperdicio y siempre querrás ayudar a todos en la isla. Al salir victorioso en dichas misiones generamos cierta reputación con la población lo que en otros juegos podemos interpretar como subir de nivel, acá te haces de renombre y esto genera que nuestro estatus dentro del juego aumente.

 

Como todo juego de mundo abierto existen puntos donde podemos hacer mejoras de todo tipo, tanto de nuestras armas que se basan en recursos que encontramos a lo largo de la isla como hierro, lino, etc. Y de igual forma éstas nos ayudan para adquirir mejores armaduras que son más resistentes y que hacen ver a Jin como un auténtico samurái.

 

Podríamos seguir enlistando muchos puntos que hacen que Ghost of Tsushima sea una obra de arte, tal vez no sea revolucionario en su género ya que en esencia es algo que podemos encontrar en otros juegos, pero todo lo que envuelve y lo mágico de este juego es lo que lo hace sobresalir y que se disfrute para la persona que decida adquirirlo, te dejamos que lo descubras tú mismo y hagas tus conclusiones, solo para terminar diré que este título es imperdible si eres dueño de un PlayStation 4 y que con el tiempo se volverá en uno de los favoritos que no puede faltar en tu colección.

 

Comenta: